Este teorema demuestra que la frecuencia de muestreo de un sistema de audio digital debe ser por lo menos el doble de la frecuencia de audio analógico más alta. En caso contrario se produce una distorsión de la forma de onda resultante denominada «aliasing».

Se trata de una ley física denominada así en honor del físico Nyquist que la elaboró. Las frecuencias por encima de la frecuencia de Nyquist se convertirán en «folding frecuency» (frecuencia «de plegado»).

Desenmascarando los mitos del audio.

Audio Engineering Society Electronic Library. DVD-Audio versus SACD