"Conseguir un buen sonido es como preparar una buena comida. Si se cocina demasiado, pierde su gusto. " Bob Katz.

La Guerra del volumen.

Visto así, hasta parece el título de una película de Dj’s ….

El caso es que esta mañana, Manuel HB nos comentaba a través de Facebook algunas inquietudes con respecto a este fenómeno llamado “La guerra del volumen”.

La ponderación de las frecuencias y el rango dinámico son a tener muy en cuenta a la hora de grabar … Pero claro …. hablo desde un punto de vista teórico.

Era una de mis respuestas. También recordé aquel artículo de ¿Está alto o suena alto?

No cabe duda de que parece un tema bastante interesante. Pero para ir entrando en temperatura vamos a recordar algunos conceptos.

Conceptos.

Para ir entrando en materia primero vamos a refrescar una serie de conceptos:

El nivel de presión sonora (siglas NPS, o SPL, en inglés) determina la intensidad del sonido que genera una presión sonora (es decir, del sonido que alcanza a una persona en un momento dado), se mide en decibelios (dB) y varía entre 0 dB umbral de audición y 120 dB umbral de dolor.

Ese nivel de presión se mide generalmente con un vumeter que es intencionalmente “lento” en las mediciones y que promedia los picos máximos y mínimos de corta duración para reflejar el volumen percibido. Para identificar la amplitud de las crestas de la señal, se utiliza el medidor de picos. Sus características dinámicas se determinaron en base a la aparente respuesta del oído humano ya que su función es indicar el nivel de sensación sonora que se escucha.

Una señal instantánea de la voz o de la música puede tener en realidad picos de más de 10 VU por encima del valor medido. Como resultado, los equipos de grabación y los de distribución en una cadena de audio necesitan tener un techo o margen superior muy elevados para evitar recortes en los picos del material de programa, cuando se presentan ráfagas de alto volumen de corta duración. Por lo que un equipo que maneje +4 dBm como valor de referencia, debe tener un techo mínimo de +14 dBm a una distorsión armónica total de menos del 1%.

El uso indiscriminado de indicadores de nivel usados como vúmetros (emulando a los SVI), en equipos no estandarizados, hace que la marca de 0 VU solo indique que el equipo está en el máximo valor medio de programa, pero no garantiza la compatibilidad con otros equipos. Entonces, la mala interpretación de este valor lleva comúnmente a que los usuarios saturen la señal por exceso de amplitud, resultando en un recorte de la misma.

La percepción del sonido por el oído humano es un fenómeno complejo, que depende de la frecuencia y del nivel de presión sonora de la onda sonora, no existiendo linealidad entre ambas variables. Al no percibir nuestro oído las distintas frecuencias por igual y al alcanzar el máximo de percepción en las medias, se hace necesario que para aproximar más la unidad a la realidad auditiva, se ponderen las unidades utilizando las llamadas curvas isofónicas. Por este motivo se definió el decibelio A (dBA) – decibelio ponderado-, una unidad de nivel sonoro medido con un filtro previo que quita parte de las bajas y las muy altas frecuencias. De esta manera, después de la medición se filtra el sonido para conservar solamente las frecuencias más dañinas para el oído, razón por la cual la exposición medida en dBA es un buen indicador del riesgo auditivo y vital.

Escala dBComo el decibelio es adimensional y relativo, para medir valores absolutos se necesita especificar a qué unidades está referida la medida:

  • dBSPL: Hace referencia al nivel de presión sonora. Es la medida, por ejemplo, usada para referirse a ganancia o atenuación de volumen.
  • dBW: La W indica que el decibelio hace referencia a vatios. Es decir, se toma como referencia 1 W (vatio). Así, a un vatio le corresponden 0 dBW.
  • dBm: Cuando el valor expresado en vatios es muy pequeño, se usa el milivatio (mW). Así, a 1 mW le corresponden 0 dBm.
  • dBu: El dBu expresa el nivel de señal en decibelios y referido a 0,7746 voltios left ( sqrt { frac{3}{5}} right ) ,!. que es la tensión aplicada a una impedancia de 600 Ω, que desarrolla una potencia de 1 mW.

LA GUERRA DEL VOLUMEN.

La expresión Guerra del volumen (del inglés Loudness war) se refiere a la tendencia de la industria musical a grabar, producir y emitir música elevando progresivamente el volumen todos los años creando un sonido que destaca sobre los de años anteriores.

La tendencia de incrementar el volumen se puede apreciar en esta secuencia de onda de la canción “Something” de The Beatles masterizado en CD cuatro veces desde 1983.

Este fenómeno puede ser observado en muchas áreas de la industria musical, particularmente en la radiodifusión y discos lanzados en CD y DVD. En el caso de los CD, se deriva del deseo de los productores y artistas de crear CD que suenen lo más fuerte posible compitiendo con otros artistas o discográficas. Sin embargo, como la amplitud máxima de un CD llega hasta un nivel establecido, el volumen general sólo puede ser incrementado reduciendo el rango dinámico. Recuerda que el rango dinámico es la diferencia entre los sonidos más suaves y los más fuertes que podemos oir. O, dicho de otra forma, es la diferencia entre los sonidos más leves y más potentes en una grabación. El rango dinámico típico para una grabación de cinta, por ejemplo está alrededor de los 60 dB, mientras que en las grabaciones digitales actuales puede alcanzarse un rango dinámico de 96 dB. Para reducir por tanto el rango dinámico lo que se hace es incrementar el volumen de las partes bajas, mientras que los picos más altos son destruidos o severamente disminuidos.

Loudness Wars versus Michael Jackson.

En este video queda patente la demostración del aumento de volumen y la reducción del margen dinámico.

Las opiniones de los artistas.

Bob Dylan expresaría su opinión sobre la Loudness War en una entrevista a Rolling Stone, donde señaló que los discos modernos “ … son atroces. Tienen sonido por todos los lados pero no hay definición de nada, ni de las voces, ni de nada, está todo como estático”…

Hay casos en los que han sido los propios fans quienes piden a las bandas el relanzamiento de discos con menos volumen y menos distorsión. Una petición en línea buscaba convencer a los Red Hot Chili Peppers de que reeditasen de ese modo su álbum Californication, considerado por expertos como un disco de sonido “duro y comprimido”. Otro caso conocido es el de Metallica, cuyo disco Death Magnetic  pecó del mismo problema pero que, como guinda, se hizo todavía más evidente cuando en el videojuego Guitar Hero se añadió una canción del álbum sin distorsión, lo que a pesar de sonar más bajo, le daba toda una nueva gama de matices que encantó a los seguidores del grupo.

Pero si existe un tipo de canción realmente afectada por esta tendencia de las discográficas son los clásicos musicales que se remasterizan. Es entonces cuando la típica frase de “antes la música sonaba mejor” parece tener toda la razón.

Jay Graydon del grupo Airplay decía:

¿Quieres más volumen? Tienes un control de volumen,¿o no? Si quieres más volumen, lo subes. Si quieres menos, lo bajas. Si comprimes todo en bus, cada vez que suena el bombo se baja todo lo demás en la mezcla. No quiero oír cosas bombeadas. Quiero mis frecuencias dinámicas tal como las grabé.

Las opiniones de los ingenieros de sonido.

A finales del 2001, diversas personalidades de la industria discográfica participaron en un jurado de los Grammys para elegir el CD con mejor sonido. Después de escuchar más de 200 CDs, no encontraron ni uno sólo que mereciese un Grammy, partiendo de los criterios que les fueron dados. Todo lo que escucharon estaba aplastado hasta el extremo, con grandes cantidades de compresión, por supuesto.
El apaño que hicieron para que no quedara el galardón desierto fue elegir el CD que presentaba menos signos de producción. Realmente, el ganador no lo fue por su gran trabajo de ingeniería de sonido; ganó simplemente porque fue el que menos había ensuciado la señal.
Pensándolo bien,quizá eso ya fuese un gran trabajo de ingeniería. De todas formas, vaya manera de ganar un Grammy!!

Roger Nichols

“…. el mes pasado, escuché todos los CDs enviados a NARAS en la categoría ‘Mejor grabación no clásica’. Escuchamos 3 o 4 cortes de los 267 álbumes enviados. Cada uno

de los CDs estaba comprimido al máximo, sin rango dinámico. Los finalizers y plugins estaban configurados a tope para conseguir que cada CD sonase más fuerte que los demás. Nadie intentó tomar partido del rango dinámico y la limpieza de la grabación digital”(EQMagazine,enero de 2002).

Stephen Marcussen

En realidad, 0 dBfs era el límite. Y a diferencia de lo analógico, no había margen de maniobra. Sin embargo, con el tiempo, los picos musicales, y luego el volumen promedio, se iba acercando más y más a ese límite, en el tiempo se aplastó la dinámica, se aumentó el recorte y las formas de onda se quedaron planas como si fuesen un “muro de sonido”, por así decirlo.

No se puede negar que la música es hoy más fuerte que nunca. Y las personas más cercanas a este tema, los que están en esta guerra, están dominando a los ingenieros de sonido.Sería fácil para ellos levantar las manos en señal de frustración, anotándo sus males a los sellos discográficos de radio-obsesión, una nueva estética de producción o incluso un movimiento de restauración sin compresiones para una población ligada a sus iPod’s centrada sin ningún concepto de rango dinámico. Pero la verdad es que si le preguntas a 10 ingenieros de masterización sobre el estado de estas cosas, se podrían obtener 10 respuestas diferentes. No toda la música es fuerte. No todo el mundo siente con igual intensidad el rango dinámico.

Bob Katz

Se escucha mucha música en los coches. Es quizás el lugar donde más música se escuche diariamente. Canciones con mucho márgen dinámico son difíciles de escuchar en ese ambiente… En el coche, hay demasiado ruido. Sin embargo, el rango dinámico de muchas grabaciones musicales se ha reducido mucho más allá de lo necesario para hacer que se escuche bien en el coche, por lo que la razón o excusa particular, ha desaparecido. El hecho de que la gente esté escuchando música y sea menos crítica que antes es en definitiva un factor muy importante “.

A veces el problema se complica por la falta de experiencia en el lado de mezcla. Joe Lambert es un ingeniero de masterización en Nueva York y regularmente masteriza todos los géneros musicales. Colabora con dos ingenieros de mezcla experimentados y nuevos – y explica: “Antes, había 10 chicos de mezcla y 10 chicos de masterización, y todos ellos trabajaron para compañías discográficas; todo estaba muy controlado, muy bien organizado “, dice; “Y entonces, de repente, usted podría comprar su propia grabadora de CD. La gente empezó a grabar en casa y simplemente no se podían comparar con producciones profesionalmente mezcladas y masterizadas. Pero esa gente tenía problemas para conseguir esas mezclas profesionales y no podían saber por qué no obtenían los mismos resultados. Esas personas no saben que no son sólo los niveles de mezcla; no saben lo que es el equilibrio adecuado entre los altos y bajos, y el rango dinámico necesario que es una combinación de todas estas cosas. Eso es lo que hace que masterizar sea un arte. “.

 

 Y todo esto …. ¿porqué?

  • Al aplicar compresión y limitadores en exceso hace que se pierda una parte esencial en la música que son los sonidos transitorios que es la primera parte de cualquier sonido y da mucha información del timbre del mismo.
  • Se reduce el rango dinámico excesivamente: Escuchamos canciones que por ejemplo una voz y una guitarra acústica prácticamente suenan igual de fuerte que toda la banda con baterías, guitarras eléctricas etc. Esto es de por sí anti natural ya que nunca sucede esto en la realidad y por otra parte le quita a la música esa riqueza de sorpresa y de distintos paisajes sonoros que se crean con diferencias en la dinámica por ejemplo.
  • Al limitar en exceso se puede producir distorsión por recorte o clipping. Este tipo de distorsión es muy desagradable ya que añade una cantidad de armónicos que no estaban y realmente le quita claridad, profundidad, detalle a la música. Este tipo de distorsión generalmente se produce en el entorno digital con bastante facilidad durante el mastering y es por eso que no es bueno llevar a un nivel tan alto un master realizado en el entorno digital.
  • Al aplicar compresión a la mezcla completa esta se modifica: Sin darnos cuenta también estamos modificando la mezcla es decir si en la mezcla había por ejemplo un lugar en el que un elemento sonaba más fuerte apropósito, después de aplicar compresión va a tender a sonar igual que el resto. Existen ingenieros de mezcla mucho renombre que por este motivo rechazaban el mastering, consideraban que sus mezclas debían ser respetadas al máximo.

Ante todo esto, es fácil llegar a la pregunta de ¿Qué suena mejor, un vinilo o un CD?

Los aficionados al vinilo afirman que el sonido del CD es “frío” y falto de rango dinámico, mientras que los defensores del CD afirman que los defectos principales del vinilo son el “crepitar” y la distorsión armónica.

El oído humano tiene un rango dinámico de unos 120 dB. Un disco de vinilo tiene un rango dinámico máximo de unos 65 dB y un CD de música unos 96 dB (la música en vivo entre 100-120 dB).

Realmente la Guerra del volumen comenzaría con el vinilo y su reproducción en las emisoras de radio. Uno de los métodos utilizados era que cuando la duración del disco fuese menor los surcos fuesen más anchos haciendo así que la música suene más fuerte por que el voltaje inducido en el transductor era mayor. Esta diferencia la podemos apreciar comparando los surcos de un Lp con los de un Maxi-single.

El objetivo es la perilla

Muchos ingenieros de mastering, músicos y personas ligadas al audio en general decidieron tomar una iniciativa en contra de la Guerra del volumen y para ello se pusieron manos a la obra en la ardua tarea de concenciar al público consumidor y a los mismos implicados en la cadena de producción de la música de lo negativo de este asunto.

Para el usuario final, la mejor educación posible es tan simple que parece estúpida: La perilla de volumen.

La perilla de volumen se hizo para usarse y si quieres escuchar algo a más volumen lo único que tienes que hacer es girarla hacia la derecha.

  • Estudios recientes demuestran que no existe una correlación directa entre lo fuerte que suena la música y el nivel de ventas.
  • La creencia de que es necesario limitar de manera extrema la música para ser competitivos en la radio es falsa porque las radios cuentan con limitadores al final de su cadena. La realidad es que la música con mayor rango dinámico va a sonar mejor en la radio porque los limitadores de la misma van a reaccionar mejor ante la misma que ante la música ya ultra-limitada.
  • A veces para no perder competitividad alguna se estila hacer distintas versiones de la masterización. Una para ser usada como single o para ser escuchada en dispositivos móviles (iPod, smartphones, reproductores mp3, etc) y otra que va a ser incluida en el disco.
  • Con la popularidad de plataformas como iTunes y Spotify, principalmente, que cuentan con normalización de volumen entre sus opciones de reproducción la guerra del volumen empieza a perder sentido.
  • Existe una incidencia directa entre el volumen al que escuchamos la música y el riesgo de daño auditivo permanente. Por eso más allá de opiniones personales, la guerra del volumen es negativa incluso en términos de salud.

Así que ahora ya sabéis que existe una línea delicada llamada “Rango dinámico” que debéis respetar siempre (al margen de lo que hagan las productoras de música comercial).

Un cordial saludo.

 

1

Posted:

Categories: Blog

Entradas recientes

Youlean Loudness Meter

Hoy presentamos un plugin gratuito de Youlean: Lou

12 Enero, 2017 read more

Pack Manuales de sonido – Edición Navidades

Por última vez en este año, estará disponible un p

20 Diciembre, 2016 read more

Nuestro Boletín

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR